Home office: 10 tips para descubrir sus ventajas

abril 30, 2020 3:30 pm

Ante la pandemia por coronavirus, la sociedad civil ha tenido que demostrar una gran capacidad de adaptación ante una crisis sanitaria temporal. Esperamos que pase lo mas pronto posible y que no salgamos tan raspados.

La historia nos demuestra que de situaciones extremas (de toda índole) siempre podemos rescatar algo positivo. Yo tengo la firme convicción de que el trabajo en casa es una gran oportunidad para renovar las actividades económicas, profesionales y comerciales de todo México, especialmente en la ciudad capital.

Trabajar en casa es algo serio

En el pensamiento de nosotros los mexicanos está clavada la idea de que no asistir a la oficina se debe a una de tres razones: o nos corrieron, o estamos de vacaciones, o estamos enfermos.

Ante la situación que estamos viviendo actualmente, creo que vale la pena tomar en serio y aprovechar la ocasión para saber desempeñarnos desde casa y que esto se implante como una forma de trabajo habitual. Es decir, no hay que sentir que estamos de vacaciones, ni tener ideas catastróficas de que nos van a correr. Eso sí, cuidar mucho nuestra salud.

10 tips para trabajar bien desde tu casa

Hay algunos puntos que me gustaría resaltar para que esto funcione y nuestra sociedad se adapte a mecanismos más actuales y versátiles, así que aquí van las 10 acciones que debes tomar en cuenta para realizar tu home office con seriedad:

1.   Establece horarios

      Aunque estés en tu casita trabajando, es ideal tener un esquema de orden y conservar algo así como horas hábiles. Ya sea que estés atendiendo asuntos de la empresa que te emplea,       o que estés atendiendo clientes, casi todo mundo se rige por un horario. ¡Y termina a una hora     adecuada tus labores del día!

2    No desayunes en tu escritorio y luego tómate un tiempo para comer

      Cumple con el ritual de empezar a tu hora y de ya estar desayunado. Obvio te puedes poner tu    café y unas galletas o algo de fruta para un tentempié. Toma agua. Y a la hora de la comida, deja tu lugar y vete a comer. Ya sea fuera de tu casa, o ahí mismo, pero respeta este horario y rompe   la inercia de una mañana pesada de chamba.

3.   No trabajes en piyama

      Parecería muy fácil rodar de la cama hasta tu escritorio, prender tu equipo y empezar a trabajar.     Pero psicológicamente y anímicamente te vas a sentir mejor si ya te bañaste, si usas ropa    cómoda y si te pones nice para trabajar en casa. ¡Esto es totalmente para ti, por ti! Tal vez       nadie te va a ver, pero si es el caso, está tu pareja e incluso hijos… a los que puedes darles una   imagen agradable, responsable, relajada.

4.   ¡Anímate escuchando la música que te gusta!

      A la mejor en tu oficina no puedes hacerlo, ¡pero en casa sí! Incluso puede haber géneros    musicales que te ayuden a concentrarte mejor, o a relajarte en un momento de alto estrés. O    incluso trabajar en silencio por un rato le viene bien a tu cerebro.

5.   Crea un ambiente

      En la medida de lo posible, ventila tu lugar. Deja que entre la luz. Pon detalles agradables cerca.   Al terminar tus labores, deja escombrado tu escritorio o la mesa donde hayas trabajado. Al día        siguiente será muy satisfactorio ver un lugar listo para empezar a trabajar y no tener que pensar en acomodar papeles, llevar la taza a lavar, etc.

6.   Desestrésate

      Eventualmente levántate, camina un poco, si puedes conversa un ratito con alguien… rompe la     rutina, despeja tu mente y regresa a tus actividades.

7.   Ponte metas del día, haz un checklist

      Es muy recomendable tener apuntados los pendientes para cada día y tratar de cumplirlos con       un horario. Por ejemplo, ponerte como meta tener listo el reporte equis para las 11 de la mañana. Nadie más que tú sabe cuánto tiempo te lleva hacer ciertas cosas.

8.   No te dejes atrapar por las redes sociales

      No se trata de estar en un esquema cercano a la esclavitud, pero sentirse en casa, sin estar   vigilado, puede provocar que te enredes en Facebook, Twitter, Whatsapp, etc. Puedes ponerte       en linea con tus contactos, pero también con tu responsabilidad al trabajo.

9.   Descúbrete como alguien muy productivo

      Identifica lo más pronto posible qué es lo que te hace falta en casa para hacer tu chamba. Y     solicítalo o consíguelo si te es posible. Si logras trabajar rápida y eficientemente, tal vez llegues a ver que te sobra una hora, o dos. Que terminaste antes. Y entonces, ese tiempo disfrútalo       con la familia o yéndote al cine, en fin. ¡Verás que es una gran satisfacción!

10. Que los demás sepan que estás trabajando

      Hazle saber a los que te rodean que aunque estás en casa, estás trabajando y que respeten lo     más posible tus actividades. Insisto, no es un régimen de terror, pero la clave de saber trabajar    en casa es que hay que ser muy responsable… ¡incluso tal vez más que estando en una oficina!

Trabajar en casa tiene muchas ventajas. ¡Ahora es el momento de demostrar que tus actividades pueden ser más productivas si las realizas desde casa! Si no aprovechamos esto, tendremos que regresar a la rutina y al desgaste de tener que ir a una oficina. Yo creo que es el momento de demostrar que eres alguien confiable, alguien responsable, alguien que sabe manejar su independencia.

¡Ojalá que el home office te resulte cómodo!

Tags: , ,

Categorizado en: